Tus células son probablemente más ordenadas que tú

La autofagia podría ser la clave para vivir más y mejor

El proceso llamado autofagia es exactamente lo mismo que tu madre te pide a diario que hagas con tu habitación: limpiarla (pero en una célula).

Dentro de la célula, muchas veces encontramos que ciertos orgánulos o productos flotantes en el citoplasma han cumplido con su vida útil y la célula debe eliminarlos. Para hacerlo, los aísla dentro de una vacuola llamada autofagosoma, el propósito de la cual no es otro que transportar su contenido hasta el lisosoma más próximo. Éste último, igual que el autofagosoma, también es una membrana circular (como una pompa), pero tiene un contenido especial: enzimas. Al fusionarse las dos membranas,  dichas enzimas van a trocear el contenido que la célula quiere eliminar en pequeños elementos y moléculas reciclables, que serán expulsados o enviados donde se necesiten.

cropped-illustration

Imagen por: med.uio.no

Este mantenimiento celular, según científicos del UT Southwestern Medical Center, podría ser la clave para una vida más sana y larga. Aparentemente ser ordenado paga la pena.

Dicho grupo encabezado por los doctores Salwa Sebti y Álvaro Fernández  encontró que los ratones en los que habían aumentado los niveles de autofagia  vivían un 10% más. Encima, presentaban menos tendencia a desarrollar problemas relacionados con la edad  como cáncer o fallos dell corazón o riñón.

Pero, ¿cómo consiguieron aumentar un proceso que suena tan complejo como la autofagia? Según indican previos estudios, existe un gen vital para este proceso; el director de la orquesta si preferís un símil musical: Beclin-1 (sí que suena a nombre de compositor). No obstante, su actividad decae con la edad, de modo que expertos piensan que puede ser un principal responsable del envejecimiento.

Con el objetivo de mantener Beclin-1 activada, modificaron el ADN de ratones para que dicha proteína tuviese menos afinidad por Bcl-2, cuyo único propósito es inhibirla. Con una mayor cantidad de Beclin-1 libre, el proceso de autofagia ya se encontraba aumentado.

Los autores, ante resultados tan positivos, animan a otros investigadores a buscar fármacos que inhiban la unión entre Beclin-1 y Bcl-2, puesto que no puedes manipular genéticamente un humano desarrollado. Bueno, si puedes… pero no es barato (esto lo dejo para otro artículo).

Fuente: https://www.eurekalert.org/pub_releases/2018-05/usmc-crp053018.php
UT Southwestern Medical Center, 30 May 2018.

Artículo completo en: 
https://www.utsouthwestern.edu/newsroom/articles/year-2018/cellular-recycling.html
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s